3 consejos para convertir a tu hijo/a en un auténtico ciclista de montaña

Con estos consejos podrás iniciar a tus hijos o sobrinos en el ciclismo de montaña de la mejor manera.

Para nuestros pequeños, cada salida en bici es una aventura aislada, no es parte de ningún entrenamiento ni llevan todas las estadísticas controladas con las aplicaciones del iPhone. Ellos disfrutan de cada experiencia nueva que va saliendo en el camino, cualquier mínima piedra que les hace botar o cualquier animalejo que se les cruce es un motivo para vivir con emoción cada salida.

021-3132CoppolaPhoto10-8-12-

Lo que no les falta a los niño/as es capacidad para la adaptación, facilidad para la aventura  y unas ganas inacabables de jugar y divertirse. Hay que potenciar estas cualidades para que de una forma divertida e incluso didáctica, los más peques, quieran pasar más tiempo fuera con la bicicleta y menos sentados con la consola…

Hay que conseguir que las rutas en su compañía sean días de juego y aventura en lugar de marcar objetivos en km o en tiempo para convertirles en campeones, para esto último ya habrá tiempo si al niño / niña le sigue gustando la bicicleta conforme vaya creciendo.

Incluso para que se conviertan en auténticas promesas en el deporte, lo mejor es construir fuertes cimientos, enseñarles los valores como personas y deportistas y amantes de la naturaleza, ya que es ahí donde desarrollamos la actividad que tanto nos apasiona, el MTB.

1.- La bicicleta es el mejor medio para explorar el monte

Enséñale que la bicicleta es el mejor instrumento para recorrer la montaña, ya que no contamina y apenas erosiona el terreno.  La bicicleta nos permite ver y percibir todo a nuestro alrededor, conectando con la naturaleza con todos los sentidos. Podemos sentir la brisa en la cara, el sol en la piel, la emoción de la velocidad y la multitud de olores que encontramos a nuestro paso alcanzando siempre nuevos lugares que descubrir y explorar.

Que entiendan que con la bicicleta podrán llegar a hacer rutas inimaginables por parajes espectaculares.

2.- Con la bicicleta se formará como deportista

La capacidad de esfuerzo no se consigue en una ruta ni en dos, no esperes que tus retoños suban las cuestas hasta arriba o aguanten lo que tenías previsto, lo importante es que se acostumbren que aunque cueste un poco de trabajo hay que esforzarse paso a paso …y ponerle objetivos a su nivel y no al tuyo. Que lo importante no es lograrlo sino intentarlo y esforzarse cada día un poco más.

Si se les obliga a un esfuerzo desmesurado conseguiremos que no disfruten y su experiencia en bici no sea gratificante, lo que probablemente hará que no quieran repetir.

3.- Respeto por la naturaleza y el entorno

Enseñar un poco de educación ambiental en lugar de fijar toda la atención en los aspectos ciclistas o deportivos hace que nuestros hijos aprecien y valoren lo que nos rodea. Qué árboles son los que se ven, como se llama la rapaz que nos acompañó durante un rato… Contándoles cómo se llaman las montañas que nos rodean aprenderán a ubicarse y a comprender mejor el entorno. Normalmente estos nombres de montañas, valles, ríos por los que montamos o atravesamos con nuestras bicicletas tienen alguna historia detrás que fácilmente encontraremos en internet y que se convierten en pequeños gestos con los que haremos las rutas con nuestros hijos mucho más interesantes y divertidas.

Siempre hay un momento, por muy pro que seas, para pararte y disfrutar del entorno, esto debería ser obligado para todos los ciclistas, no solo en compañía de los más pequeños 

Seguro que con estos tres consejos conseguimos que nuestros hijos se hagan unos grandes amantes del deporte y la naturaleza que es de lo que se trata.

Fuente: http://www.planificatuspedaladas.com/3-consejos-para-convertir-a-tu-hijoa-en-un-autentico-ciclista-de-montana/

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *